Edmund Sonuga-Barke

King's College Londres, Reino Unido

NEUROCIENCIA DE LA PREVENCIÓN PARA EL TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD 

Los tratamientos farmacológicos para el TDAH son eficaces. Sin embargo, están limitados en varios aspectos importantes. Sus efectos terapéuticos pueden carecer de alcance y persistencia, pueden tener un perfil de eventos adversos preocupantes y muchos pacientes individuales, padres, profesionales e incluso naciones, los consideran ética o ideológicamente inaceptables. Por lo tanto, las intervenciones no farmacológicas siguen desempeñando un papel terapéutico importante en el tratamiento del TDAH, ya sea como tratamiento de primera línea o como tratamiento complementario. Sin embargo, las pruebas hasta la fecha indican que los enfoques conductuales como el entrenamiento de los padres (quizás la intervención no farmacológica más frecuentemente utilizada) tienen efectos limitados sobre los síntomas centrales del TDAH. Además, los beneficios clínicos de los enfoques basados en las neurociencias desarrollados dentro de un marco traslacional, como el entrenamiento cognitivo, la atención y la memoria y la retroalimentación neurológica, no están respaldados por ensayos rigurosos y metanálisis bien realizados con medidas ciegas. En la conferencia actual primero revisaremos algunas de las barreras inherentes a los enfoques efectivos basados en la neurociencia para el tratamiento del TDAH. Entonces construiremos el caso para un enfoque de desarrollo radicalmente diferente que permita superar algunas de estas barreras: la neurociencia de la prevención. Esto se basa en la idea de que la plasticidad inherente del cerebro durante las ventanas críticas del desarrollo puede ser explotada a través de actividades estructuradas para fortalecer las funciones neurocognitivas antes de la aparición del trastorno en individuos de alto riesgo. El objetivo es reducir la probabilidad de aparición de trastornos, la gravedad de los trastornos y su persistencia. Por último, describiremos algunos modelos prometedores e innovadores de prevención de la neurociencia para el tratamiento del TDAH actualmente en desarrollo.

El Dr. Edmund Sonuga-Barke es Profesor de Psicología del Desarrollo, Psiquiatría y Neurociencia en King’s College London, en Reino Unido. Su interés investigador se centra en mejorar la calidad de vida de niños y adolescentes con trastornos del neurodesarrollo. Estudia cómo el ambiente juega un rol relevante en la formación del desarrollo normal y desviado de sistemas biológicos y de comportamiento. Emplea enfoques básicos de la ciencia del desarrollo para estudiar la patogénesis de las condiciones de desarrollo neurológico; sus riesgos genéticos y ambientales subyacentes, los mecanismos mediadores del cerebro y los resultados del desarrollo. El Dr. Sonuga-Barke es el investigador principal del estudio financiado ESRC / MRC de adoptados ingleses y rumanos. Ha sido profesor invitado en las universidades de Gante y Aarhus y la Universidad de Sussex. Sus más de 400 publicaciones se centran en las intervenciones del trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH), las trayectorias del desarrollo neurológico y de la salud mental de niño a adulto, el trastorno neuropsicológico relacionado con el TDAH en niños y adolescentes y los efectos del tratamiento farmacológico en niños con TDAH y otros (index en Scopus: 65). Ha publicado los resultados de sus investigaciones en prestigiosas revistas como The Lancet, Journal of American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, Journal of Attention Disorders y Journal of Abnormal Child Psychology. Es coautor del libro: “ADHD and Hyperkinetic Disorder” y editor de Journal of Child Psychology and Psychiatry. El Dr. Sonuga-Barke fue elegido miembro de la Academia de Ciencias Médicas en 2016.

Organizadores

Patrocinadores

 Colaboradores